aquello que te hace sentir como en casa

Después de tanto tiempo sin escribir en un blog me siento extraña. No me salen las palabras, de hecho, no sé muy bien hacia dónde llevará este escrito. Simplemente he pensado en escribir, sin más. Da igual el tiempo que transcurra sin hacerlo, plasmar mis sentimientos siempre me hace sentir como en casa, segura, reconfortada.

Ha estado lloviendo toda la noche y el fresquito ha entrado por la ventana. Hacía mucho que no recordaba esa sensación tan maravillosa de estar tan cómoda, de saborear cada movimiento, cada lado de la cama, las suaves sábanas floreadas con las que me tapaba. Esa sensación de querer que esa lluvia y ese fresquito continuase durante todo el Domingo. Ni rastro de lluvias pero si de una refrescante brisa que me conecta con tantos recuerdos! Olor a tierra húmeda, mi niñez, los veranos que llegan con estos imprevisibles días, mis favoritos.

La brisa de hoy me insufla esperanza. No sé exactamente hacia dónde se dirige esa esperanza, el caso es que consigue darme una tregua, estar positiva y algo más preparada para el calor que vendrá…

Sin embargo este Verano lo percibo raro, y no es para menos, esta pandemia ha arrasado como un huracán, dejándonos a algunos inestables, con las emociones a flor de piel. Una parte de mi quiere volver a la antigua normalidad, pero nada será igual. Ni los Veranos que se me hacen eternos, nada es igual.

No tengo planes. Dejé de hacerlos. Solo le pido al Verano que traiga consigo tranquilidad y calma.

Y tú, qué sientes al acercarse el verano?

Gracias por leerme, llegar hasta aquí. Este blog será una continuación del que tenía. En el hablaré de reflexiones, de recetas, lugares que me encantan, de mi proyecto, y es que Feels like home son todas y cada una de las cosas que me hacen sentir HOGAR.

Bienvenidos.